Skip to Main Content

Novedades sobre el coronavirus

La infección por el coronavirus 2019 (COVID-19) es una nueva enfermedad que causa problemas respiratorios en las personas y puede transmitirse de persona a persona. Las personas de todas las edades pueden infectarse. Los adultos de mayor edad y las personas con ciertas enfermedades como el asma, la diabetes y las enfermedades cardíacas tienen más probabilidades de enfermarse gravemente si se infectan. Todavía se desconocen muchos de los detalles de esta enfermedad, tales como opciones de tratamiento, cómo actúa el virus, el impacto total de la enfermedad. 

Recursos relacionados con el COVID-19

Visite nuestras páginas web para obtener información sobre programas de asistencia y servicios específicos relacionados con el COVID-19, incluidos recursos en su área. También encontrará consejos para que usted y su familia se mantengan saludables y conectados, y puedan generar hábitos positivos nuevos durante este período.

Vacuna contra el COVID-19: Lo que debe saber

Actualmente, existen tres vacunas contra el COVID-19 aprobadas para su uso en los Estados Unidos. La vacuna contra el COVID-19 ayuda al cuerpo a desarrollar inmunidad al virus que causa COVID-19 sin contraer la enfermedad. Algunas vacunas contra el COVID-19 constan de dos dosis administradas con algunas semanas de diferencia entre ambas. Se le enviará una tarjeta con un recordatorio para la vacunación contra el COVID-19 que le ayudará a realizar un seguimiento acerca de qué vacuna recibirá y cuándo le aplicarán la segunda dosis, de ser necesaria. Si le aplican una vacuna que requiere dos dosis, es importante que reciba ambas. La vacunación le ofrece la mejor oportunidad de protección para usted y sus seres queridos, y de evitar que padezcan COVID-19 en el futuro.

Existe un suministro limitado de vacunas, pero cada semana llegan más. Las personas que viven en Texas y califican para las fases 1A y 1B pueden vacunarse ahora. Las fases 1A y 1B incluyen a las siguientes personas:

  • Empleados del área de salud.
  • Personas de 65 años y más.
  • Personas de 16 años y más con al menos una afección médica crónica que los ponga en mayor riesgo de padecer una enfermedad grave por el virus que causa COVID-19, entre otras:
    • Cáncer
    • Enfermedad renal crónica
    • EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica)
    • Problemas cardíacos como insuficiencia cardíaca, enfermedad coronaria o miocardiopatías
    • Trasplante de órganos sólidos
    • Obesidad y obesidad grave (índice de masa corporal de 30 kg/m2 o más)
    • Embarazo
    • Anemia drepanocítica
    • Diabetes mellitus de tipo 2

El gobierno federal y los gobiernos estatales están desarrollando más fases.

Debe programar una cita o registrarse para colocarse la vacuna. Existen tres formas de averiguar cómo obtener la vacuna:

Tenga en cuenta estos consejos cuando averigüe cómo obtener la vacuna:

  • No se presente en un hospital o una clínica para vacunarse.
  • En su lugar, consulte su sitio web para obtener información sobre la disponibilidad de vacunas.
  • Llame solo si el sitio web no responde a sus preguntas.

Si no se encuentra en las fases 1A o 1B, no se preocupe. El objetivo es que todos puedan obtener fácilmente la vacuna contra el COVID-19 apenas haya suficientes vacunas disponibles.

La vacuna se está administrando a diferentes poblaciones con un enfoque escalonado. Cuando esté en condiciones de colocarse la vacuna, llame a su médico si tiene alguna duda y pregúntele cuándo puede coordinar una cita con él o con su farmacia local. También puede ingresar a vaccinefinder.org o a https://getthevaccine.dshs.texas.gov/s/ para averiguar dónde conseguir su vacuna.

 

Según la vacuna específica que reciba, se necesita una segunda dosis de 3 a 4 semanas después de la primera. Si bien debe colocarse la segunda dosis de la misma versión de la vacuna, no es necesario que regrese al mismo lugar para hacerlo. Por ejemplo, si acude a su farmacia local para la primera dosis y al doctor por la segunda dosis, está bien. Es muy importante que reciba ambas dosis para lograr una eficacia completa y protegerse del coronavirus, así que asegúrese de mantener la distancia social y siga usando una mascarilla, en especial entre la colocación de cada dosis.

Una tarjeta de registro de vacunación contra el COVID-19 es una tarjeta de papel pequeña y práctica que recibirá cuando se coloque la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19. Esto le ayudará a realizar un seguimiento de cuándo recibió la primera dosis y cuándo se supone que debe recibir la segunda, si corresponde. Es una manera sencilla de realizar un seguimiento de sus vacunas.  

Si pierde su tarjeta de registro de vacunación contra el COVID-19, llame al centro/proveedor correspondiente donde se colocó la primera dosis para pedir la información de su vacuna y verificar cuándo/dónde es su segunda cita.

El proveedor debería haber programado una segunda cita en el mismo centro donde le colocaron la primera dosis. Sin embargo, puede obtener la segunda dosis de otro proveedor/centro, para lo que debe presentar su tarjeta de registro de vacunación contra el COVID-19.

Si bien no es un requisito, colocarse la vacuna contra el COVID-19 será la mejor manera de protegerse y proteger a sus seres queridos de contraer la enfermedad en el futuro.

La seguridad de la vacuna contra el COVID-19 es una prioridad absoluta. El sistema de seguridad de las vacunas de los EE. UU. garantiza que todas las vacunas sean lo más seguras posible. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) revisa exhaustivamente todos los datos de seguridad de los ensayos clínicos y autoriza el uso de vacunas de emergencia solo cuando los beneficios esperados superan los posibles riesgos.

  • Las vacunas contra el COVID-19 fueron evaluadas en grandes ensayos clínicos para garantizar que cumplieran con los estándares de seguridad.
  • Si bien no se detectaron problemas de seguridad, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y otros socios federales seguirán controlando las vacunas contra el COVID-19.
  • El sistema de seguridad de las vacunas de los EE. UU. ya es un sistema consolidado, y se han agregado nuevos sistemas de seguridad para las vacunas contra el COVID-19.

Conozca cómo los socios federales están trabajando juntos para garantizar la seguridad de las vacunas contra el COVID-19.

Según los CDC, las personas que están embarazadas y pertenecen a un grupo que recibirá la vacuna contra el COVID-19 pueden elegir vacunarse. Se recomienda que, si tiene preguntas acerca de su vacunación, lo hable con su médico para tomar una decisión con conocimiento de causa.

Para obtener más información sobre las vacunas contra el COVID-19 y el embarazo, visite la sección Consideraciones de vacunación para personas embarazadas y en periodo de lactancia del sitio web de los CDC.

Actualmente, la vacuna Pfizer-BioNTech se recomienda para personas de 16 años y más. En este momento, tanto la vacuna de Moderna como la de Johnson & Johnson se recomiendan para las personas que tienen 18 años o más.

Debe colocarse la vacuna aunque ya haya tenido COVID-19. Es posible que contraiga la enfermedad más de una vez, por lo que vacunarse es una opción segura.

Algunos efectos secundarios comunes después de recibir la vacuna contra el COVID-19 incluyen:

  • Dolor o hinchazón en el brazo donde recibió la inyección
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Cansancio
  • Dolor de cabeza

Después de colocarse la vacuna, es posible que tenga fiebre. Esto es normal, ya que el cuerpo desarrolla inmunidad y combate futuras exposiciones al COVID-19. También puede sentirse mal después de vacunarse. Podría tener fiebre, dolor de cabeza o dolores corporales. Esto es porque el cuerpo reacciona a la vacuna, lo que es una respuesta normal. Es importante que sepa que es imposible contraer COVID-19 de la vacuna. Las vacunas que se utilizan actualmente y otras que están en desarrollo no contienen virus vivos.

En la mayoría de los casos, estos efectos secundarios desaparecen en unos pocos días. Si se vacuna contra el COVID-19 y cree que podría estar teniendo una reacción alérgica grave, llame al 911.

No. Las vacunas contra el COVID-19 no pueden hacer que contraiga la enfermedad.

No hay pruebas definitivas de que la vacuna evite una infección asintomática o la propagación del COVID-19 si una persona no presenta síntomas. Incluso con la vacuna, es posible infectarse y no tener síntomas. Esto puede enfermar a los seres queridos que lo rodean.

Es importante que todos sigamos usando todas las herramientas a nuestra disposición para ayudar a que esta pandemia termine. A su cuerpo le llevará un tiempo desarrollar inmunidad después de colocarse la vacuna.  La combinación entre la vacuna contra el COVID-19 y el cumplimiento de las recomendaciones de los CDC sobre cómo protegerse y proteger a los demás brindará la mejor protección contra el contagio y la propagación del COVID-19. 

El 8 de marzo, los CDC anunciaron que los estadounidenses que recibieron las dosis completas de las vacunas pueden dejar de usar mascarilla y de distanciarse socialmente en espacios cerrados con pequeños grupos de otras personas que también estén completamente vacunadas. También se puede hacer lo mismo con personas que pertenecen a un solo hogar, no están vacunadas y tienen un bajo riesgo de enfermarse gravemente de COVID-19 en espacios cerrados.

Se considera que una persona está completamente vacunada una vez que hayan transcurrido dos semanas a partir del momento de haber recibido su dosis final, es decir, la segunda dosis de las vacunas de Moderna o Pfizer mRNA, o dos semanas después de la única dosis de la vacuna de Johnson & Johnson.

Es importante seguir manteniendo la distancia social, usar mascarilla y seguir lavándose las manos adecuadamente cuando se está con personas no vacunadas de diferentes hogares. Esta regla también se debe aplicar cuando se visita a personas con un riesgo mayor de enfermarse gravemente de COVID-19.

Asimismo, es importante usar mascarilla y mantener la distancia social en los espacios públicos, como los gimnasios o los restaurantes, ya que las probabilidades de transmisión son mayores cuando se está con muchas personas no vacunadas.

Si está completamente vacunado y sabe que estuvo en contacto con alguien que tiene COVID-19, los CDC indican que, si usted no tiene síntomas, puede no realizar cuarentena ni someterse a una prueba. Se recomienda que siga evaluando sus síntomas durante 14 días.

La vacuna contra el COVID-19 está disponible sin costo para todos los texanos. Solo asegúrese de programar una cita para recibir ambas dosis (si corresponde) dentro del tiempo designado. La vacuna contra el COVID-19 se aplica sin costo alguno.

Sí. Es posible disponer de servicios de transporte. Para obtener más información, póngase en contacto con Servicios para miembros. También existe la posibilidad de recibir transporte comunicándose con United Way-211 para tener acceso a los recursos locales comunitarios para tal fin, que pueden incluir el programa de Lyft Vaccine Alliance. 

No es necesario que obtenga ninguna autorización previa para la vacuna.

Los signos y síntomas del COVID-19

COVID-19 es una enfermedad respiratoria causada por un nuevo virus del tipo coronavirus, que se ha convertido en una emergencia de la salud pública. El número de casos continúa aumentando a nivel nacional y mundial. COVID-19 puede ser contagioso antes de que la persona empiece a mostrar síntomas. Los síntomas del coronavirus incluyen síntomas respiratorios que van de leves a graves. Los síntomas incluyen:

  • Fiebre
  • Tos
  • Dificultad para respirar

 

Los síntomas del coronavirus incluyen síntomas respiratorios que van de leves a graves. Los síntomas incluyen fiebre, tos, falta de aliento y enfermedades de las vías respiratorias bajas. COVID-19 puede ser contagioso antes de que la persona empiece a mostrar síntomas.

La gripe (influenza), enfermedad respiratoria contagiosa causada por los virus de la influenza (tipo A y tipo B), tiene un alto nivel de actividad en los Estados Unidos en los meses de otoño e invierno. Todas las personas de 6 meses de edad en adelante deben vacunarse anualmente contra la gripe.

Si ha estado expuesto o empieza a mostrar los síntomas del virus o de la gripe, contacte a su proveedor de atención de la salud o al departamento de salud inmediatamente.

Si no está seguro de si ha estado expuesto al COVID-19 (coronavirus) o en riesgo de ser infectado, puede programar una consulta de atención virtual con un proveedor. Esta es una buena opción para la atención que no sea de urgencia a fin de limitar la posible exposición en un consultorio médico u otro centro de atención médica. Debido a la gran demanda de consultas virtuales de salud en este momento, tenga en cuenta que es posible que haya tiempos de espera más largos de lo habitual.

También puede consultar los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para saber cómo protegerse y qué hacer si está enfermo. 

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC):

Qué puede hacer

Usted puede mantenerse sano y mantener sanos a otros con acciones simples que ayudan a prevenir la trasmisión de los virus respiratorios. Puede implementar ciertas medidas para evitar la trasmisión del coronavirus y mantenerse saludable.

  • Lávese las manos a fondo y con frecuencia. Use agua y jabón durante al menos 20 segundos.
  • Use un gel desinfectante de manos a base de alcohol (tiene que tener al menos un 60 por ciento de alcohol).
  • Use mascarilla o un protector facial en lugares públicos y/o cuando esté con otras personas que no viven en su casa.
  • Cúbrase la boca cuando tosa o estornude, tosiendo o estornudando en su codo.
  • Tire rápidamente los pañuelos de papel al basurero una vez usados.
  • Limpie las superficies públicas a fondo.
  • Quédese en casa si está enfermo.
  • Evite dar la mano.
  • Evite entrar en contacto con personas enfermas.
  • Vacúnese contra la gripe todos los años.

La preocupación y la ansiedad pueden aumentar por la diseminación del COVID-19. La preocupación por los amigos y la familia que viven en lugares donde se está diseminando el COVID-19 o la progresión de la enfermedad es natural.

  • Cuide su cuerpo. Respire profundamente, haga estiramientos o medite.
  • Comuníquese con los demás. Comparta sus preocupaciones y cómo se siente con un amigo o un miembro de la familia. Mantenga relaciones sanas y un sentido de esperanza y pensamiento positivo.
  • Comparta los hechos sobre el COVID-19 y el riesgo actual con los demás. Las personas que han regresado de áreas de diseminación continua hace más de 14 días y no tienen síntomas del COVID-19 no ponen a otros en riesgo.
  • Para obtener más información, lea las sugerencias de los CDC para la salud mental y para enfrentar la situación durante el brote del COVID-19.

Servicios de telesalud

Los miembros de Superior pueden recibir asesoramiento médico, un diagnóstico o una receta médica por video o teléfono.

Los miembros de Superior pueden recibir asesoramiento médico, un diagnóstico o una receta médica por video o teléfono. Obtenga acceso a doctores de telesalud a pedido, las 24 horas del día, los 7 días de la semana, por teléfono o video para situaciones médicas que no sean de emergencia. Para ello, llame a Teladoc al 1-800-835-2362. Los servicios de telesalud están también disponibles en GuruMD.net. Los miembros de Ambetter que viven en los condados de Bastrop, Caldwell, Hays, Travis o Williamson también pueden usar eMD Access.

Si tiene alguna pregunta o necesita ayuda para programar una consulta de telesalud, comuníquese con los Servicios para miembros de lunes a viernes, de 8:00 a.m. a 5:00 p.m.: 

  • STAR o CHIP                                  1-800-783-5386
  • STAR Kids:                                     1-844-590-4883
  • STAR Health (cuidado temporal):   1-866-912-6283
  • STAR+PLUS:                                  1-877-277-9772
  • TTY (Relay Texas):                          1-800-735-2989

No necesita salir de su casa para consultar a un doctor. No se cobran copagos ni costos compartidos por las consultas de telesalud ni las pruebas de COVID-19.

Exámenes y pruebas de detección

Todos tenemos un papel importante que realizar para proteger a nuestras comunidades y familias frente a la propagación del coronavirus. Es similar al que tenemos en la prevención de la propagación de otros virus transmisibles. Si ha estado expuesto o empieza a mostrar los síntomas del virus o de la gripe, contacte a su proveedor de atención de la salud o al departamento de salud inmediatamente.

Los servicios de análisis de diagnóstico, evaluación médica y/o tratamiento del COVID-19 médicamente necesarios y la visita del médico asociado se cubrirán cuando se ordenen, refieran y/o realicen en las siguientes ubicaciones de la red:

  • Consultorio del médico o del profesional de atención médica
  • Laboratorio Independiente/Instalación de diagnóstico   
  • Centro de atención de urgencia
  • Instalación del Departamento de Emergencias

¿No está seguro de haber estado expuesto o en riesgo de estar infectado con el COVID-19? Programe una visita de atención virtual con un proveedor. Es una buena opción para la atención no urgente a fin de limitar la posible exposición en el consultorio de un médico u otro centro de atención médica. 

Sí. Cuando un proveedor de atención médica habilitado solicite y/o recomiende servicios de análisis de detección, pruebas de diagnóstico y/o tratamiento médicamente necesarios, cubriremos el costo de las pruebas de COVID-19, los análisis de detección, las visitas al médico asociadas y/o el tratamiento médicamente necesarios para la mayoría de los miembros. Si corresponde, se eximirá el copago, coseguro o costo compartido del deducible de su plan para servicios de pruebas de diagnóstico, análisis médicos de detección y/o tratamiento de COVID-19 médicamente necesarios.

No. No se requerirá autorización, certificación, notificación ni protocolos de terapia escalonada previos para los análisis de diagnóstico, evaluación médica y/o tratamiento del COVID-19 médicamente necesarios, cuando los servicios médicamente necesarios sean ordenados y/o referidos por un proveedor de atención médica autorizado.

Si tiene COVID-19 o sospecha que está infectado con el virus que causa el COVID-19, debe tomar medidas para ayudar a evitar que la enfermedad se propague a las personas de su hogar y su comunidad. 

Si cree que ha estado expuesto al COVID-19 y desarrolla fiebre y síntomas, como tos o dificultad para respirar, llame a su proveedor de atención médica para obtener asesoramiento médico. 

Si se está recuperando del COVID-19, debe ser cuidadoso para no transmitir la infección a los demás. Busque consejos útiles para conservar su propia salud, así como la de sus seres queridos y sus vecinos. 

Lea nuestras Instrucciones tras el alta hospitalaria por COVID-19 (PDF).

Cobertura y costos

Superior está comprometida con la salud de nuestros miembros. Cubriremos los análisis de diagnóstico y/o los servicios de evaluación médica del COVID-19 médicamente necesarios sin cargo alguno para usted.

Sí. Cuando un proveedor de atención médica habilitado solicite y/o recomiende servicios de análisis de detección, pruebas de diagnóstico y/o tratamiento médicamente necesarios, cubriremos el costo de las pruebas de COVID-19, los análisis de detección, las visitas al médico asociadas y/o el tratamiento médicamente necesarios para la mayoría de los miembros. Si corresponde, se eximirá el copago, coseguro o costo compartido del deducible de su plan para servicios de pruebas de diagnóstico, análisis médicos de detección y/o tratamiento de COVID-19 médicamente necesarios.

No. Cubriremos los análisis de diagnóstico, los servicios de evaluación médica y/o tratamiento del COVID-19 médicamente necesarios sin cargo alguno para usted, cuando dichos servicios sean ordenados y/o referidos por un proveedor de atención médica autorizado. Si corresponde, el copago, coseguro y/o el costo compartido o deducible de su plan serán exonerados para los análisis de diagnóstico, los servicios de evaluación médica y/o tratamiento del COVID-19 médicamente necesarios junto con la visita del médico asociado.

Todo tratamiento médicamente necesario relacionado con el COVID-19 se considerará un beneficio cubierto. Nos comprometemos a asegurar el acceso a los servicios de tratamiento del COVID-19 de acuerdo con la ley federal y estatal.

Sí, los afiliados podrán surtir sus recetas antes de la fecha prevista para ello.

Información adicional

Acceda a recursos relacionados con la salud para hacer frente al COVID-19, de Superior HealthPlan y otras organizaciones, como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), a través de nuestra página web de recursos relacionados con el COVID-19 para miembros. También encontrará información sobre advertencias para viajes y servicios específicos en su área, como ayuda para vivienda, alimentos y desempleo. Encuentre consejos sobre cómo puede generar hábitos positivos nuevos y cómo mantener a su familia saludable y motivada.

Cómo obtener ayuda

  • Llame a la línea de información sobre COVID-19 de Superior HealthPlan al 1-877-239-1129.
  • Llame a la línea de asesoramiento de enfermería las 24 horas o a los Servicios paras miembros al número que figura en la parte posterior de su tarjeta de miembro de Superior para tener respuestas a sus preguntas de salud.
  • Obtenga acceso a doctores de telesalud a pedido, las 24 horas del día, los 7 días de la semana, por teléfono o video para situaciones médicas que no sean de emergencia. Para ello, llame a Teladoc al 1-800-835-2362, visite Teladoc.com/Superior o use GuruMD.net. Los miembros de Ambetter que viven en los condados de Bastrop, Caldwell, Hays, Travis o Williamson también pueden usar eMD Access.
  • Llame gratis a la línea de apoyo de salud mental frente al COVID-19 de la Comisión de Salud y Servicios Humanos de Texas las 24 horas del día, los 7 días de la semana, al 1-833-986-1919. En esta línea, se ofrece apoyo a los texanos que sientan ansiedad o experimenten estrés o desafíos emocionales debido a la pandemia del COVID-19.